Supermercado

Standard Market: el supermercado sin cajas de cobro ni tornos de seguridad

En la ciudad de San Francisco (Estados Unidos) se ha abierto el primer supermercado que no dispone ni de cajas de cobro ni de tornos de salida o puntos de alarma.

El nuevo supermercado, Standard Market, ha sido pensado por la startup Standard Cognition con el objetivo de controlar los robos en los supermercados, mejorar el control de stock, reducir las colas y dar información a las empresas sobre el comportamiento del consumidor.
Para poder realizar tal tarea, la empresa usa una red de cámaras y un sistema de inteligencia artificial para monitorizar y controlar todos los movimientos de sus clientes y tener su reconocimiento facial; de este modo, el sistema capta imágenes del cliente y observa qué productos mira y durante cuánto tiempo, si los coge o los vuelve a dejar en el lineal o si se ralentiza al pasar por alguna sección en concreto.Standard Market
Evidentemente este sistema no elimina al personal de tienda, que en este caso solo se dedica a la reposición del producto, a la vigilancia en caso de robo (previo aviso del sistema mediante un mensaje al personal de tienda), y a la atención al cliente con la idea de mejorar su experiencia de compra.
¿Y cómo se realiza el cobro? El cliente tiene que descargarse una aplicación en su dispositivo móvil y dejar algunos datos.  Luego puede escoger los artículos que desea comprar, ponerlos en su cesto y salir por la puerta tranquilamente.
Con este sistema parece que robar sea fácil, pero la idea es justo la contraria; Standard Cognition pretende tener más información sobre los clientes y su forma de actuar para poder detectar las posibilidades de hurto y disminuir así el robo en los supermercados e hipermercados.

Compañías como Amazon ya han desarrollado supermercados similares, pero este va más allá eliminando toda barrera entre clientes y productos.
Puede que por ahora estos supermercados sean solo prototipos que tardaran en implementarse a nivel global, pero estos nuevos proyectos buscan cambiar la forma de comprar, entender la idea de consumo y dar más información a las empresas para comprender mejor a sus clientes.